Se confirmó que viaje presidencial arranca el 3 de febrero con almuerzo junto a Vladímir Putin. Luego Xi Jinping y la apertura de los Juegos Olímpicos de Invierno. Siguen dudas por la crisis Rusia-Ucrania.

No obstante, el timing del viaje provoca escozor en algunos despachos oficiales. Es que la visita ocurrirá cuando Rusia ha escalado la tensión con Estados Unidos, al punto de avizorarse una posible guerra en caso de que se produzca una invasión de Ucrania. Además, Fernández acompañará el inicio de los Juegos Olímpicos de Invierno, que Washington llamó a boicotear. Todo lo dicho, días después de una misión del canciller Santiago Cafiero que buscó, sin éxito, conseguir un gesto politico de la Casa Blanca para destrabar la negociación con el Fondo Monetario Internacional (FMI).