El joven Gonzalo Zunino estaba viajando de mochilero y constantemente avisaba a su familia sobre su estado y sus trayectos. Desde el 30 de mayo su familia no sabía nada de él por lo que iniciaron una campaña en redes sociales y medios de comunicación para dar con su paradero.

Después de un mes de agonía un amigo de Gonzalo llamó a la familia para llevar tranquilidad. Gonzalo está bien pero se encuentra en una zona de Misiones donde no tiene señal de telefonía por lo que no puede comunicarse. Además no cuenta con celular personal.