Sergio Berni, Ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, se expresó sobre el conflito mapuche en La Patagonia. Respecto al hecho decidió mostrarse en desacuerdo con el presidente de la nación, y declaró que cree oportuno y necesario enviar fuerzas federales a la provincia de Rio Negro.

“Es un tema que viene arrastrándose desde hace años y que se va profundizando cada vez más, en donde obviamente no se han llevado a cabo las diligencias para frenar una situación que inevitablemente va a caer en esta violencia”.

De esta forma, Berni exhibió una postura contraria a la expresada por el Presidente, que el viernes envió una dura carta a la gobernadora rionegrina Arabela Carreras en la que indicaba que “no es función del Gobierno reforzar el control de las rutas nacionales”. Pese a su aclaración, confirmó el envío de agentes de Gendarmería que “patrullarán la zona en cuestión”, en función del “federalismo que nos guía”.