Boca Juniors volvió a consagrarse campeón en el fútbol argentino, esta vez en la Copa de la Liga de 2022, con nutrida participación de jugadores extranjeros claves para el equipo, principalmente el paraguayo Óscar Romero, líder fubtolístico.

Entre las figuras destacadas del plantel campeón asoma el paraguayo Óscar Romero, mediocampista ofensivo de 29 años que llegó para hacerse dueño del fútbol xeneize.

El guaraní Óscar Romero fue una de las incorporaciones más flamantes, y de hecho apenas lleva tres meses en Boca, ya que llegó a mediados de febrero con un contrato por dos temporadas, con un fuerte impulso de Riquelme, que no dudó en llamarlo para convencerlo de calzarse la casaca azul y amarilla.

Con una larga trayectoria en los clubes argentinos Racing y San Lorenzo, a Romero le llegó la oportunidad a los 29 años y con la necesidad de adaptarse rápido a las exigencias de Boca, y en los últimos encuentros pudo mostrar su calidad, en coincidencia con la mejoría colectiva del equipo.