El juez Benedicto Correa resolvió dejar en libertad al empresario Carlos Hugo Cassab acusado de pagar por los servicios sexuales de una menor.

El magistrado tomó dicha decisión al entender que no existe peligro de fuga del hombre que contaba con el beneficio de prisión domiciliaria.

El caso se originó en marzo pasado, cuando la madre de una menor de edad supo que su hija era prostituida por su tía. En Cámara Gesell, la chica dijo que se prostituyó al menos cuatro veces con el exfutbolista Roberto “Fido” Galván, en tanto Cassab mantenía encuentros con la niña en el departamento de su tía.

El empresario deberá pagar una fianza de $500.000. Los otros imputados, la tía de la joven como Roberto Galván, continuarán detenidos.