“Quiero anunciarles que el Gobierno de la Argentina ha llegado a un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional”. Así comenzó el presidente Alberto Fernández su mensaje grabado desde la residencia de Olivos sobre el entendimiento al que se llegó con el organismo internacional. Fue en la mañana de hoy, tras una jornada de frenéticas reuniones entre las más altas esferas de la alianza de Gobierno y el ministro de Economía, Martín Guzmán, junto a las autoridades del organismo internacional de crédito. Argentina tiene una deuda de 44 mil millones de dólares, cuyo principal vencimiento comenzaba en marzo próximo.

Fernández aseguró que el acuerdo no dispone “saltos devaluatorios” y se mostró optimista porque “no restringe, no limita ni condiciona, los derechos de nuestros jubilados que recuperamos en el año 2020. No nos obliga a una reforma laboral. Promueve nuestra inversión en obra pública. No nos impone llegar a un déficit cero”. Tras lo que pidió al Congreso que “apoye” el convenio.

Después del mensaje presidencial Guzmán y el jefe de Gabinete, Juan Manzur, brindarán una conferencia en el Ministerio de Economía donde precisarán los detalles del acuerdo.

En forma casi simultánea, en Washington el board del Fondo Monetario Internacional analizará el caso argentino en una reunión especial convocada para tal fin.

En su mensaje, de cinco minutos, Fernández afirmó que el pacto “no impacta en los servicios públicos, no relega nuestro gasto social y respeta nuestros planes de inversión en ciencia y tecnología”. Y aseguró que, “además, vamos a poder acceder a nuevos financiamientos, precisamente, porque este acuerdo existe”. Fue entonces cuando afirmó que: “Este entendimiento prevé sostener la recuperación económica ya iniciada. Prevé que no habrá caída del gasto real y sí un aumento en la inversión de obra pública del Gobierno Nacional. Tampoco dispone saltos devaluatorios”.

El Presidente no brindó precisiones sobre los alcances del acuerdo, y se limitó a plantear todas las supuestas conquistas logradas en las largas negociaciones con el staff técnico del FMI.

“Sufríamos un problema, y ahora tenemos una solución”, planteó y luego agregó: “Sin acuerdo, no teníamos un horizonte de futuro” y que “con este acuerdo, podemos ordenar el presente y construir un futuro”. Tras lo que consideró que, “en comparación con otros anteriores que la Argentina firmó -y es bueno recordarlo- este acuerdo no contempla restricciones que posterguen nuestro desarrollo”.

Luego consignó que, “sin el acuerdo, las posibilidades comerciales económicas y de financiación que nuestra Nación necesita estarían seriamente limitadas”. E insistió en que: “Este acuerdo no nos condiciona” y lo describió como que estaba “basado en la confianza del mundo en nuestras capacidades. Tenemos que crecer para poder pagar. De otro modo no era posible, y tampoco lo será”.

La definición del acuerdo se produjo en coincidencia con el vencimiento de un pago de 731 millones de dólares que se producía hoy y que forzó al Gobierno a adelantar gestiones para garantizarse algún mecanismo de devolución en el marco de un entendimiento general.

“Teníamos una deuda impagable que nos dejaba sin presente ni futuro y ahora tenemos un acuerdo razonable que nos va a permitir crecer y cumplir con nuestras obligaciones a través de nuestro crecimiento”, mencionó en otro de los tramos. Al tiempo que prometió “la senda de ordenar las cuentas públicas sin condicionar nuestras políticas de justicia social”.

Fue entonces que manifestó “confianza en las líneas generales de este acuerdo que elevaré al Congreso de la Nación para su consideración”. Tras lo que apuntó: “Necesitamos que apoyen este convenio y apelo así al compromiso nacional de todos y todas”.

Fernández además aludió, aunque sin nombrarlo, a su antecesor, Mauricio Macri, quien gobernaba cuando se tomó la deuda, al afirmar que: “La historia juzgará quién hizo qué. Quién creo un problema y quién lo resolvió”.

Cortesía de Cecilia Tavanna

Así lo informaron en la Asociación de Amas de Casa del País. En un año aumentaron $13.670 los ALIMENTOS básicos en San Juan.

La Asociación Amas de Casa del País informó que, en el mes de diciembre, de acuerdo a sus relevamientos en supermercados provinciales, hipermercados y almacenes de barrio hubo un incremento en alimentos del 4,3% .

En este contexto, compararon diciembre con noviembre en el valor de la canasta de alimentos. Señalaron que finalizó el 2021 con un costo de $38.270 para la canasta básica alimentaria.

Cabe destacar que, en enero del 2021, esta fue de $24.600. Esto da una diferencia de $13.670 sólo en la canasta básica a lo largo de un año. Esto da como promedio un incremento de $1.139 por més, solo en l canasta básica alimentaria.

El dólar blue comienza este lunes 24 de enero a $216 para la compra y a $219 para la venta en la City porteña. La suba de cinco pesos del viernes pasado fue el mayor salto diario desde el 10 de noviembre cuando la cotización aumentó $5,50 en 24 horas.

Así, anota un nuevo récord histórico, tras el máximo que alcanzó en la jornada del jueves pasado.

Récord en la exportación de vinos fraccionados. De acuerdo a las estadísticas del INV este es el incremento que se produjo de la venta de vinos al exterior. El incremento se da a pesar de las dificultades que hay en el país para conseguir envases. Se exportaron mas de 817 millones de dólares.

El mercado del vino argentino a nivel internacional en 2021 mostró resultados positivos, como la mayoría de los países productores en el mundo. Solo no crecieron Nueva Zelanda y Australia.
El dato más sobresaliente de las exportaciones de vinos nacionales es que en 2021 es que fueron las más altas desde el 2012 en valor.
Las exportaciones de vinos fraccionados llegaron a 817 millones de dólares superando lo conseguido en 2012 cuando ingresaron al país 786 millones de dólares en ese concepto.
En tanto que en volumen en el pais hubo un incremento del 9.8% de las exportaciones de vinos fraccionados en botella, también se registró una suba del 0.2% en las ventas de tetra brik. El bag in box tuvo un creció el 19.2%.
Vale marcar que el motor de las exportaciones de vinos fraccionados es la botella con casi el 94% del total de lo comercializado.
Otro producto que tuvo un incremento importante en la comercialización fueron los vinos espumantes con un 44%. Se atribuye este crecimiento que de nuevo en muchos lugares del mundo hubo reuniones sociales y con ello el incremento de este tipo de productos.
Esto sin dudas da un panorama positivo a las exportaciones de vinos fraccionados. En tanto que los vinos comercializados a granel al exterior tuvieron una caída del 15%, a raíz de que no había oferta exportable de acuerdo a los datos del INV.
Tiene que marcarse que el varietal más exportado en el país es el Malbec que tuvo un aumento del 11.1%, seguido del Cabernet Sauvignon, subió el 13.9%. En tanto que el varietal que más incremento sus exportaciones en 2021, a pesar de que es un volumen menor, fue el Cabernet Frank con el 65.9%.

Los clientes

El principal cliente en la exportación de vinos teniendo en cuenta el valor en dólares ingresados es estados unidos con más de 235 millones de dólares y un incremento del 8.7%. Le sigue Reino Unido con más de 101 millones de dólares y un aumento del 7.5%. En tercer lugar se encuentra Brasil, otrora uno de los clientes más importantes de los vinos argentinos con más de 85 millones de dólares y un incremento del 23.3% respecto al 2020.
Un dato importante a destacar es que hubo un crecimiento en montos ingresados del 56.8% en las exportaciones de vinos que se hicieron a China. De todos modos, el número es reducido y llega a los 24 millones de dólares.

El mosto

Las exportaciones de este producto en 2021 han sufrido un retroceso importante pues se exportó 14.5% menos que en 2020, en cuanto al ingreso de divisas al país. En tanto que en volumen la caída fue mayor con más del 25%.
En volumen se exportaron algo más de 101 mil toneladas en 2021 contra las más de 135 mil toneladas del año anterior.
Vale remarcar que San Juan es una de las principales elaboradoras de mosto en el país.

CIFRAS

817 fueron los millones de dólares que ingresaron al país en concepto de exportaciones de vinos fraccionados y son un récord en 9 años.

9.8% crecieron en volumen las exportaciones de vinos fraccionados en la Argentina.

Cortesía de El Zonda

Alberto Fernández y Martín Guzmán organizaron una exposición esta tarde con la presencia de los gobernadores de las Provincias. El objetivo: dar detalles de las negociaciones que actualmente desarrolla el Gobierno Nacional para llegar a un nuevo acuerdo con el Fondo Monetario Internacional.

Con la presencia de representantes de todos los distritos -excepto CABA-, Guzmán realizó una presentación donde detalló que las negociaciones se encuentran «en un amplio nivel de consenso» aunque al día de hoy subsiste «un punto medular» que está impidiendo que el acuerdo se concrete. Con un sistema de metas, condicionamientos y plazos de pago, el acuerdo «sustentable y con crecimiento» que presenta el gobierno se parece mucho a cualquier otro acuerdo de ajuste y entrega de soberanía típicos del Fondo. Repasamos las principales claves del acuerdo que prepara el gobierno.

Poniendo el país de rodillas (de forma «sustentable»)

La exposición de Guzmán estuvo repleta de frases hechas y eufemismos progresistas con los que intentó pintar de rosa un acuerdo de ajuste y entrega. Su lenguaje plagado de términos como «crecimiento» y «sustentabilidad» se veía traicionado por su vocación docente, mediante la cual dejaba muy claro aquello que se pretendía oscurecer: lo que se vienen son varios años de ajuste y entrega de la soberanía económica del país.

Comenzó explicando los detalles burocráticos que implica el acuerdo. El mismo comienza con el envío de una «Carta de Intención» del país al Fondo. En ese documento se detalla cuales son las políticas y las reformas que se van a aplicar durante la vigencia del acuerdo. Con un detalle muy importante: la Carta incluirá una «cláusula de consulta» que significa nada menos que el país se compromete a consultar al FMI acerca de cada política económica que se pretenda tomar que afecte lo contemplado en el acuerdo.

Dicho más sencillamente, el Estado Argentino no podrá tomar medidas macroeconómicas sin antes pedirle permiso al Fondo. Con una honestidad brutal, Guzmán llegó a decir que la soberanía del país es también otro factor que entra en la negociación.

El acuerdo incluye también otros dos documentos: El Memorándum de Entendimiento de Metas Económicas y el Memorándum Técnico de Entendimiento. Como sus nombres indican, allí el país deberá explicitar las metas y los objetivos a cumplir de las principales variables de la economía del país. Según explicó Guzmán, estas metas serán monitoreadas y periódicamente informadas al Fondo.

Un punto a destacar: el Ministro detalló que el acuerdo supone que una misión del equipo técnico del Fondo visite el país de manera trimestral para monitorear los objetivos del programa. No solo en el terreno económico sino hasta simbólicamente se trata de una subordinación casi humillante del país frente a las potencias que conducen el organismo. Las evaluaciones realizadas por el equipo técnico luego son elevadas al Directorio, es decir, a los países que conforman el organismo.

Por si todavía quedaban dudas de que el acuerdo será un sometimiento, el propio Guzmán se encargó de dejarlo en claro cuando resaltó la importancia de cumplir las metas económicas previstas: «¿Por qué es importante cumplir con los objetivos? Porque sino el FMI no nos envía los Fondos para pagarle al propio FMI». Es decir, si no cumplís, no llega la plata para pagar lo que ya se debe del acuerdo anterior.

Volviendo a la formalidad del acuerdo, estos tres documentos mencionados van a conformar lo que el gobierno dio en llamar el «Programa Económico Plurianual» que será enviado al Congreso Nacional. Recordemos que el aval parlamentario no es una exigencia del Fondo, sino una táctica política del propio gobierno para «abrochar» a todo el arco político capitalista sabiendo el costo político que tendrá un acuerdo de ajuste como el que se prepara.

El dólar blue cotiza este martes 18 de enero a $206 para la compra y a $209 para la venta.

Así se ubica en máximos y está a un peso del récord histórico que marcó 30 de diciembre, cuando cotizó brevemente en $210.

En consecuencia, la brecha con el mayorista, que opera a $104,18, llega a 100,61%.

Por su parte, el dólar oficial opera a $103 para la compra y a $109 para la venta en las pantallas del Banco de la Nación Argentina (BNA).

De esta forma, el tipo de cambio “solidario” o ahorro se ubica en $179,85.

El dólar blue lleva un alza de $3 o 1,45% en lo que va de 2022.

En diciembre aumentó $6,50 a lo largo del mes.

En noviembre, el tipo de cambio informal había ganado $5 o 2%, casi el doble de lo que subió el mayorista en el mismo período. El paralelo tocó el entonces récord de $207 en los días previos a las elecciones legislativas del pasado 14 de noviembre.

El Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca declaró el estado de emergencia agropecuaria en los departamentos rionegrinos de General Roca, Avellaneda, Pichi Mahuida y El Cuy, tras las intensas heladas y el granizo que afectaron a las explotaciones frutícolas, hortícolas y de otros cultivos de la zona durante septiembre y octubre pasado.

La resolución 294/2021 publicada hoy en el Boletín Oficial, dispuso que el 2 de noviembre de 2022 será la fecha de finalización del ciclo productivo para las explotaciones agropecuarias afectadas de las áreas declaradas.

Además, indicó que para acogerse a los beneficios de la medida, los productores afectados deberán presentar certificado extendido por la autoridad competente de la provincia, en el que conste que sus predios o explotaciones se encuentran comprendidos en los casos previstos.

La ley se aprobó por 37 votos afirmativos y uno negativo. Juntos por el Cambio denunció que la sesión fue “nula” y abandonó el recinto.

El Frente de Todos, con el quórum justo, logró sancionar con 37 votos los cambios en el impuesto a los Bienes Personales, en un recinto semivacío por la ausencia de Juntos por el Cambio, que denunció que la sesión fue “nula”.

El oficialismo -que tiene 35 integrantes- consiguió abrir la sesión con el aporte clave de una senadora por La Rioja, Clara Vega, que a último momento se sentó en su banca. Así, compensó la ausencia de un senador propio, el catamarqueño Guillermo Andrada, que en el hisopado previo dio positivo de Covid.

Además, bajaron bien temprano al recinto los aliados Alberto Weretilneck (Juntos Somos Río Negro) y Magdalena Solari Quintana (Frente de la Concordia Misionero), que ya habían adelantado su apoyo. Así, el bloque presidido por José Mayans logró abrir la sesión con los 37 senadores necesarios.

Sin embargo, como habían pasado casi 40 minutos desde el horario de convocatoria original y el reglamento admite una tolerancia de media hora, Juntos por el Cambio impugnó la sesión y abandonó el recinto.

Los cambios que se aprobaron con la ley de Bienes Personales:

Incrementar el mínimo no imponible de $2 millones hasta $6 millones.
Aumento de la alícuota máxima: los patrimonios que superen los $100 millones pagarán una alícuota del 1,5%. Actualmente la alícuota máxima es de 1,25% para los bienes que superan los $18 millones.
Actualización anual y automática del mínimo no imponible mediante el Índice de Precios al Consumidor (IPC), que mide el Indec. Esto estará vigente para el conjunto de los bienes (pero no para el mínimo especial que se utiliza para la casa-habitación) y para los tramos de la escala de alícuotas.
Se incorporó un artículo que mantiene el gravamen del 2,25% sobre los bienes en el exterior, con los correspondientes beneficios por repatriación. El presidente de la comisión explicó que con la caída del Presupuesto esa cláusula había caducado, por lo que ahora se busca reestablecerla.

Lo negoció Roberto Feletti con los sectores molinero y panadero. El objetivo es que se mantenga sin modificaciones hasta que pasen las fiestas de Navidad y Fin de Año y volver a sentarse a negociar en enero.

En línea con el congelamiento de precios de otros productos de la canasta básica, el secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti, acordó con los sectores molinero y panadero mantener sin modificaciones el precio del pan y de la bolsa de harina de 25 kilos durante las próximas dos semanas. El convenio vence a fin de año.

El objetivo de Feletti fue acordar un congelamiento en el precio del pan para las fiestas de Navidad y Fin de Año y volver a sentarse a negociar los primeros días de enero. Actualmente, el valor ronda entre los $200 y los $240 el kilo, dependiendo de la ubicación y tamaño de la panadería.

Dólar oficial

Para comenzar, el dólar oficial aumenta de a pocos centavos día tras día y se encuentra en $104,90 en promedio.

 

Dólar solidario

Por su parte, el dólar solidario, el cual surge de sumarle al oficial un 30% de impuesto solidario y un 35% de retención de ganancias, ya se encuentra en $172,01. Dependiendo del banco en donde se lo consulte, el precio puede variar levemente.

 

Dólar blue

A su vez, el dólar blue o dólar informal no varía y arranca el día con una punta vendedora de $187 y una compradora de $184.

 

Dólar MEP

En cuanto a los tipos de cambio financieros, el dólar MEP (Mercado Electrónico de Pagos) se consigue, en promedio, por $176,92, sin contar las comisiones del agente. De esta forma, se convierte en el dólar libre más barato del mercado.

 

Es importante recordar que esta cotización parte de comprar un activo en pesos, como por ejemplo el título público GD30 en liquidación contado inmediato y, posteriormente, tras mantener el activo en cartera durante un día según las nuevas normas establecidas por la Comisión Nacional de Valores, venderlo mediante la especie en dólares GD30D.

 

Dólar CCL

De manera similar, el dólar CCL (Contado con Liquidación) que surge de comprar un activo en pesos y venderlo en dólares en el exterior a través de la especie C tiene un precio de $183,12. Nuevamente, sin contar las comisiones que cobran las sociedades de Bolsa.

 

Si bien tanto la operación de dólar MEP como la de CCL son ilimitadas, por lo que permiten comprar la cantidad de dólares que el usuario desee, hay que tener en cuenta que solo se puede realizar si no se compró dólar solidario en los 90 días previos.

 

Dólar divisa

En primer lugar, el dólar divisa, el tipo de cambio que se comercializa en el mercado internacional de divisas, tiene un precio de $98,94 según se informa en las principales plataformas de información financiera bajo el ticker USDARS.

 

Brecha cambiaria

Si tenemos en cuenta el precio del dólar blue, considerados por muchos como el dólar de referencia ya que es al que todos pueden acceder sin dificultad, y el tipo de cambio oficial promedio, la brecha actual rondaría el 78%.