El juez Benedicto Correa resolvió dejar en libertad al empresario Carlos Hugo Cassab acusado de pagar por los servicios sexuales de una menor.

El magistrado tomó dicha decisión al entender que no existe peligro de fuga del hombre que contaba con el beneficio de prisión domiciliaria.

El caso se originó en marzo pasado, cuando la madre de una menor de edad supo que su hija era prostituida por su tía. En Cámara Gesell, la chica dijo que se prostituyó al menos cuatro veces con el exfutbolista Roberto “Fido” Galván, en tanto Cassab mantenía encuentros con la niña en el departamento de su tía.

El empresario deberá pagar una fianza de $500.000. Los otros imputados, la tía de la joven como Roberto Galván, continuarán detenidos.

En San Martin de Rodeo rompieron la ventana de un vestuario para armar una clandestina. El hecho ocurrió el domingo en la madrugada, un grupo de hinchas rompieron las ventanas de los vestuarios para ingresar y montar una fiesta. 

El club emitió un comunicado para resolver el asunto sin recurrir a lo legal, pidiendo a los involucrados que se acerquen voluntariamente a reponer lo destruido.

Sucedió en San Luis, un padre encerró en su casa a sus dos hijas. Jóvenes de 25 y 23 años de edad. Ellas padecían desnutrición y además tenían un tipo de retraso madurativo. La Comisaría 2° de la capital de San Luis informó que en las últimas horas de este domingo pudieron ser rescatadas del calvario.

El comisario inspector Guillermo Gil informó que las rescatadas Lourdes Iglesias, de 25 años, y su hermana, Jéssica, de 23, sufren algún tipo de retraso madurativo. Por ahora su prima Brenda las tiene en custodia provisoria mientras continúa la investigación, a cargo de la jueza Natalia Giunta, que debe resolver también la situación procesal del padre de las hermanas, que por ahora está en libertad.

El calvario que sufrían las hermanas llegó a su fin luego de que un vecino le avisara la Policía de que ambas estaban desnutridas y vivían encerradas en una habitación de su casa ubicada en la calle Elpidio González al 900, del barrio Monseñor Di Pasquo.

Personal policial fue de inmediato hasta el lugar donde vivían las dos chicas y comprobó a simple vista que sufrían de un importante grado de desnutrición, “por lo que dimos intervención al Juzgado de Familia, Niñez y Adolescencia N° 1″, a través del procedimiento denominado “comunica situación”, dijo Gil.

El jefe policial agregó que si bien las adolescentes viven con su padre, “se notaba que tenían un grave estado de abandono porque además ambas tienen algún retraso madurativo y las mantenía encerradas en una habitación de la casa. Incluso algunos vecinos contaron que hacía nueve años que no las veían”, según publica El Diario de la República.

Además, dijo que el padre de las jóvenes retenidas contra su voluntad “en ningún momento entendió que la situación era muy grave; sino que creía que era totalmente normal lo que estaban viviendo”. El comisario inspector señaló que le llamó la atención que “la chica estuviera pidiendo comida y que no quería volver por ningún motivo a su casa”.

Por su parte, a través de una prima los policías supieron de la existencia de la hermana menor llamada Jéssica, porque según explicó el jefe de la comisaría “al darle intervención al juzgado se investigó qué familiar podía hacerse cargo de la tenencia de Lourdes, y se contactaron con Brenda Iglesias, que es prima de las chicas y que colaboró mucho para encontrar una solución”.

Luego de comprobar que Jéssica también estaba en las mismas condiciones de hacinamiento se llamó a una ambulancia para que ambas hermanas las revisara un médico, y allí constataron el grado de desnutrición crónico que padecían las jóvenes.

Fuente: TN

Eduardo Trigo fue condenado en esta mañana a 7 años de prisión por el delito de abuso sexual con acceso carnal en perjuicio de una joven de 17 años, hecho ocurrido a finales de febrero de este año.

La fiscalía, en la persona de Raúl Iglesias, había pedido ayer la pena de 8 años, mientras que la defensa del imputado optó por la absolución. La familia de Trigo insistió desde el inicio del caso que se trató de una relación consentida y no de un ultraje. Hoy la jueza Celia Maldonado tomó la resolución.

La denuncia  fue realizada a pocos días del hecho. Según el relato de la chica en Cámara Gesell, la noche del 28 de febrero fue invitada a una juntada con gente del club a una casa de Rivadavia. Que en un momento de la noche va al baño con una amiga y que en el pasillo es interceptada por Trigo.

Lo que siguió fue muy duro para la chica, que decidió irse de la casa con una amiga. No quería contar nada a nadie, asegura que se sentía avergonzada. Pero de a poco empieza a contar lo sucedió con unas compañeras del club. Esos chat por WhatsApp terminan viralizándose en grupos del mismo club.

Se corta cuando esos chats llegan a una entrenadora del club que decide tomar cartas con el asunto y comentarle a los padres. Fue ahí cuando la menor es indagada por ellos y decide, totalmente quebrada, revelar lo sucedido esa noche. El joven fue expulsado del club Huazihul.

Santiago Tomás Mazzini, el 4 de agosto pasado, en el cruce de San Martín y Remedios de Escalada, en la localidad de Florida, partido de Vicente López, en la zona norte del conurbano luego de ser agredido por el conductor de una moto, la persiguió con su camioneta y la embistió.

El hecho quedo registrado en las cámaras del mismo municipio, pero todo empeoró luego de que pasados veinte días agonizando el conductor de la moto murió internado. Ahora la familia busca justicia y ofrecen una recompensa por cualquiera que aporte datos certeros sobre el paradero del abogado.

La defensa de Mazzini pidió una eximición de prisión que fue rechazada tanto por el juez de Garantías 4 de San Isidro, Esteban Rossignoli, como por la Sala III de la Cámara de Apelaciones de ese departamento judicial.

Una chica de 14 años sufrió un ataque delictivo anoche en el Loteo Aires de Florida, en Rawson. Efectivos de la Comisaría 25ta. concurrieron a la zona luego de un llamado al 911.

Allí, un hombre de 45 años les contó a los efectivos que su hija de 14 años había sido víctima de un asalto en inmediaciones de calle Jorge Newbery y Proyectada.

En ese lugar, tres sujetos la abordaron y uno de ellos portaba un arma de fuego. Este encañonó a la menor y la amenazó, exigiéndole que le entregue el teléfono. Una vez perpetrado el hecho se dieron a la fuga.

Con las características físicas aportadas por la menor, los efectivos salieron en búsqueda de los malvivientes.

Luego de algunos minutos de búsqueda, lograron localizar a los tres sospechosos y tras una breve persecución lograron atrapar y reducir a los tres individuos. Fueron identificados como Juan Alexis Jubel, Maicol Marín, y un menor de edad del que se reserva la identidad.

La Policía les secuestró el arma de fuego (un revólver calibre 22 largo) y el celular robado.

Jubel y Marín quedaron vinculados a una causa por robo doblemente agravado por portación de arma de fuego y participación de un menor de edad.

El joven de 17 años, por su parte, quedó vinculado a un sumario prevencional, a disposición del Segundo Juzgado Penal de la Niñez y Adolescencia.

Dos policías son Investigados a pedido del fiscal de la UFI de Delitos Especiales Renato Roca y su ayudante Ignacio Domínguez por abuso de poder en Angaco.

Se trata de Marcos Diez y Martin Peñaloza. Ambos están en la mira de la Fiscalía que anticipa para ellos un año de prisión y dos años de inhabilitación para ocupar cargos públicos.

Todo pareciera indicar que los agentes luego de apresar a Adrian Cuello Martin, un joven de 30 años, trasladaron al mismo al calabocero de la seccional 20 de Angaco. El joven implicado tendría un pedido de captura por desobedecer una orden judicial, al acercarse a su expareja. Por esa causa luego fue condenado a 3 meses de prisión efectiva.

Esa madrugada del 1 de mayo lesionaron a golpes y sometieron a otras vejaciones o apremios ilegales a la victima. El juez de Garantías Matías Parrón, admitió la evidencia y pasó el caso a juicio, indicaron fuentes judiciales.

El joven relató que esa vez ambos sospechosos lo golpearon y le echaron agua mientras le decían “mirá como se autoagrede”. Y a pesar de sus lesiones recién 12 horas después fue revisado por un médico legista.

En su defensa, los policías insistieron en que Cuello se autoagredió, dándose golpes contra el piso y la pared del calabozo.

Un joven de 17 años fue atrapado en la madrugada de este domingo tras intentar ingresar a la Dirección de Cultura de Rawson utilizando métodos violentos.

Personal policial de la Comisaría 6ta fue avisado y con apoyo del grupo motorizado G.A.M acudieron al lugar. Al divisarlos el menor se dio a la fuga.

Tras un breve persecución se logró su aprehensión, constatando la edad del detenido y secuestrando entre sus pertenencias un un martillo tipo carpintero, con el cual había violentado la ventana. Además, se confirmó que no logró sustraer nada del lugar.

El menor fue restituido a sus padres por orden del Segundo Juzgado penal de la Niñez y Adolescencia.

El terrible hecho de inseguridad ocurrió el viernes por la noche en la vivienda de una familia boliviana residente en el departamento San Martín. 5 malvivientes asaltaron su domicilio llevándose una gran suma de dinero producto de su trabajo de venta de ladrillos.

La pareja se encontraba en su casa en calle Zapata cuando de la nada, 5 encapuchados ingresaron y redujeron a los habitantes. Luego revolver la casa de pie a cabeza lograron dar con el botín: una suma mayor a 400.000 pesos, documentación y las llaves de la camioneta Toyota Hilux de los damnificados. Los malvivientes escaparon todos en un vehículo del que se desconocen datos.

Personal policial de comisaría 19na investiga el caso y analiza el modus operandi de la banda, ya que podría tratarse de un golpe preparado con antelación y de que alguien pudo haber marcado a la familia.

Bustos.

Lautaro Bustos falleció en 2019 tras tocar un cable y recibir una descarga eléctrica en noviembre de 2019. Hoy dos años después su familia recibirá un resarcimiento económico. La cifra alcanzará los 6 millones de pesos.

El fallo judicial fue firmado por Adriana Tettamanti, la titular del Juzgado Contencioso Administrativo en el marco de una demanda iniciada por Juan Bustos y Verónica Andrada, los papás del niño fallecido- contra la empresa Energía San Juan y la Municipalidad de Chimbas.

El fallo de la jueza inculpó a la empresa de energía pero dejó claro que la Municipalidad quería libre de culpas.

Foto cortesía: Diario de Cuyo.