Ya son 20 las personas que murieron y 49 permanecen internadas en hospitales de diferentes localidades de la zona Oeste y Noroeste del Conurbano bonaerense luego de haber consumido cocaína presuntamente adulterada. 21 de ellos, en grave estado, con la necesidad de asistencia respiratoria mecánica.

Así confirmaron desde el Gobierno Bonaerense a durante la mañana de este jueves. Por el caso hay más de 10 detenidos y el ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, que pidió a la ciudadanía descartar la droga comprada en las últimas 24 horas, participó hoy de otra serie de allanamientos en la localidad de San Martín.

“Durante la madrugada del jueves 3, los ingresos y consultas al sistema de salud fueron en su mayoría casos leves que quedaron en observación y no se requirió interconsulta con el Centro Provincial de Toxicología. Estos casos refirieron alteración del estado de conciencia, vómitos, mareos y cefalea”, se informó de manera oficial desde el gobierno bonarense.

Las personas internadas se encuentran en los hospitales de San Martín, Tres de Febrero, Tigre, General Rodríguez, Moreno, Morón, Ituzaingó, Hurlingham, San Isidro y Vicente López.

Durante la jornada de ayer, el Ministerio de Salud constituyó un comité de emergencia para seguir la evolución de los casos en articulación con los servicios de toxicología de la red bonaerense. Además, se sumaron dos unidades UTIM para el sistema de traslados y se emitió un alerta epidemiológica a todos los hospitales bonaerenses.

La cifra de muertos por el consumo de este tipo de droga puede ascender, de acuerdo le informaron desde La Plata al propio gobernador bonaerense, Axel Kicillof, que se encuentra en Rusia junto al presidente Alberto Fernández. El mandatario provincial analizará en las próximas horas si regresa al país de manera anticipada.

Ayer, el ministerio de Salud bonaerense emitió una alerta por “intoxicación por consumo de cocaína adulterada”. “Tras la difusión del caso, después del mediodía, se multiplicó la cantidad de casos que llegaron a los hospitales con una gran intoxicación: ingresaron inconscientes y en muy mala condición”, describieron las fuentes de la investigación sobre la virulencia del envenenamiento de la droga que consumieron.

Y contaron: “Muchos mienten sobre dónde compran los estupefacientes, pero en este caso no fue así: todos señalaron Puerta 8. Y todos se descompensaron después de consumir en sus domicilios, incluso varios murieron en sus casas”.

“Hubo víctimas que murieron en hospitales, en el Eva Perón de San Martín (ex Castex), en el San Bernardino de Hurlingham. El resto falleció en sus viviendas y fueron reportados por sus familiares”, indicaron fuentes oficiales de la investigación.

De acuerdo al testimonio de familiares y de los propios internados, la gran mayoría había comprado la droga adulterada en el mismo lugar: se trata de un asentamiento sumamente precario conocido como Puerta 8, ubicado en Campo de Mayo, en la cuenca del río Reconquista y en la localidad de Tres de Febrero.

El fiscal Lapargo habló sobre el asentamiento: “Es un lugar habitual de venta de droga al por menor y se ha allanado varias veces, pero estamos hablando de hechos de una naturaleza diferente, porque una cuestión es la venta de droga y esos búnkers, que es imprescindible allanar y batir constantemente, y otra cosa es un hecho que puede generar la muerte de mucha gente. Nuestra angustia hoy es poderlo comunicar, de tal manera que los que estén en posesión de este veneno sepan que no lo tienen con consumir”.

Y confirmó: “No hay autopsias terminadas, pero las muertes son todas por intoxicaciones muy severas”.