La Obra Social Provincia (OSP) y las farmacias nucleadas en la Asociación de Propietarios de Farmacias de San Juan llegaron a un acuerdo y para los meses de octubre y noviembre habrá una mejora de un 10% mensual en la cápita. Significarán 20 millones de pesos más para el primer mes y el mismo monto para el mes en curso, según dio a conocer Carlos Otto, presidente de la entidad que nuclea a quienes comercializan los medicamentos. Si bien la OSP quería cerrar el acuerdo hasta fin de año con esas cifras, Otto dijo que hará falta seguir negociando en diciembre. «Seguimos en conversaciones permanentes», dijo Daniel Gimeno, el interventor en la OSP.

La discusión se dio en un contexto en el que desde el sector farmacéutico había advertido que corrían peligro de desaparecer unas 70 farmacias en San Juan, el 28% de las que actualmente están en funcionamiento, que son unas 250. Pero el de la cápita de la OSP no era la única dificultad. Desde la asociación también mencionaron que las farmacias no tienen capacidad para financiar las compras y que la situación se había venido complicando en los últimos tiempos con los presupuestos cada vez más ajustados.

Consultado Gimeno, sostuvo que «nunca estuvo en riesgo nuestro convenio con el Instituto Verificador de Auditorías Farmacéuticas (IVAF). Estás negociaciones son complejas y difíciles todos los trimestres. Se sabe que al menos en los últimos cinco años la variación del precio de los medicamentos, sin excepción, estuvo por arriba de la inflación, y por ende de los ingresos de las obras sociales. Esto es lo que hace tan complicada la situación de todos los financiadores (obras sociales) de la Argentina. Pero siempre hemos podido dialogar y acordar».

Desde la asociación habían advertido que las más perjudicadas son las farmacias de barrio y las que funcionan en departamentos alejados, como Jáchal, Iglesia, Calingasta o Valle Fértil, porque su volumen de facturación y el margen de utilidades no les permiten sostener las estructuras para seguir funcionando.

El problema es que en muchos lugares, sobre todo en el interior de la provincia, las farmacias cumplen un importante papel no sólo con la venta de los medicamentos sino también en la asistencia de los enfermos.

Sobre la negociación, Otto calificó el resultado del acuerdo como «moderado» y que esperaban seguir negociando con la OSP antes de fin de año. Es porque, explicó, la pretensión era que en lugar del 10% que lograron para los meses de octubre y noviembre, el arreglo oscilara entre el 17 al 18% y por eso el propósito de volverse a sentar a negociar antes de que termine el 2021.

El dirigente también manifestó su preocupación por la decisión del Gobierno nacional de congelar los precios al 1 de noviembre pasado. El problema, según precisó, es que no está claro qué pasará con la facturación desde el 1 al 7 de noviembre, cuando quedó firme el acuerdo.