El tenista Novak Djokovic se encuentra en un hotel de refugiados donde permanecerá hasta el lunes, tras haber sido expulsado por Australia. La decisión del gobierno de ese país fue la de revocarle su visa por no estar vacunado contra el Covid-19

Sin embargo, el jugador apeló a esta decisión por lo que se quedara allí hasta el lunes cuando se realice la audiencia para llegar a una resolución definitiva, según informó el abogado del Estado Christopher Tran.

Djokovic está alojado en el Park Hotel de Melbourne donde, según trascendió, también se alberga a los detenidos que fueron trasladados a Australia desde la isla de Manus y Naur. En los alrededores del lugar se acercaron grupos de personas que apoyan al tenista y que están en contra de la vacunación.

Todo comenzó cuando Novak Djokovic compartió en sus redes sociales que había logrado una “derogación médica” para poder ingresar a Australia sin estar vacunado, sin embargo, su triunfo no llegó muy lejos. El tenista esperaba entrar a territorio australiano para jugar el primer Grand Slam del año con un permiso especial que le otorgaron los organizadores del Abierto de Australia, sin embargo, no pudo pasar de migraciones.

La ministra de Deportes del estado de Victoria, Jaala Pulford, fue contundente respecto a las posibilidades de Djokovic de entrar en el país de Oceanía. “No daremos asistencia a Novak Djokovic para solicitar el visado individual para competir en el Open de Australia. Hemos sido claros en dos puntos: la aprobación de los visados depende del Gobierno Federal y las exenciones médicas son asunto de los médicos”, afirmó la funcionaria.

Frente a esta situación, el presidente serbio Aleksandar Vucic apuntó al gobierno de Australia y destacó: “Toda Serbia está con él y nuestras autoridades están estudiando todas las medidas para que este maltrato al mejor jugador de tenis del mundo acabe cuanto antes”.

Fuente: Perfil