El tenista número uno del mundo tuiteó una foto en el aeropuerto el martes, junto a una pila de maletas. En el texto, dijo que se dirigía a Melbourne y tenía un “permiso excepcional”. Novak Djokovic se niega a revelar si fue vacunado contra COVID-19, un requisito del torneo. La Asociación Australiana de Tenis dice que una junta médica revisó el caso y autorizó al atleta a competir.

Además los animos empeoraron debido a que a otra tenista se le prohibió la participación por estar vacunada con Sputnik.