Debido al bajo precio que reciben por los tomates, productores hortícolas de Corrientes lo donan a instituciones o lo utilizan para alimentar a sus vacas y cerdos. Desde hace más de 10 días, en el Mercado Central el cajón de tomate de 18 kilos vale entre $500 y $600. Al productor le quedan apenas $100. Y la caída de granizo de este viernes por la mañana en Colonia San José, en una de las zonas hortícolas más importantes de esa provincia litoraleñaagravó la difícil situación económica que viven allí los productores.

“Nosotros no somos formadores de precio. Directamente el consignatario nos dice que no le mandemos la producción para enviar a los puntos de venta de todo el país porque no conviene. Entonces la donamos a instituciones que lo necesiten o le damos de comer al ganado que no tiene con qué alimentarse por la sequía”, explicó José Alberto Soto, presidente de la Sociedad Rural de Lavalle, y pequeño productor hortícola y ganadero en la localidad correntina Santa Lucía.