Lo peor que le podía pasar el delincuente el día del Censo es esperar a los censistas pero que en su lugar llegue la Policía. Eso fue lo que le ocurrió al “Escopeta” Reales, un reconocido caco de la zona de Santa Lucía.

Al “Escopeta” lo buscaban porque el pasado 3 de mayo, un hombre dejó su auto estacionado en Colón y Aberastain, en Caucete, y le sacaron el celular de adentro.
No solo eso, el delincuente que se llevó el teléfono aprovechó y se hizo una transferencia por Mercado Pago de 84 mil pesos. Tras tareas investigativas, los pesquisas descubrieron que era el “Escopeta” el que estaba detrás de esto y lo allanaron.

Para hacerlo aprovecharon la primera luz del día de este miércoles 18 de mayo, fecha en la que todos esperaban por la llegada de los censistas. Tal vez fue por eso que en esa cada del barrio Rural I, en Santa Lucía, nadie dudó en abrir la puerta cuando tocaron.

Del otro lado no había censistas, había un operativo policial de la Comisaría 9na dispuesto para llevarse al ladrón del celular. Sin embargo, lo que se encontraron adentro fue mucho más que un aparato.

Como no esperaban la llegada de la Policía, los delincuentes no tuvieron tiempo de deshacerse de la droga que había en la vivienda.

En la casa del “Escopeta” Reales, los uniformados secuestraron 24 gr. de marihuana y de 152 gr. de cocaína y dos plantas listas para cosechar. Además había mas de $44 mil que serían producto de la venta de drogas.

En el domicilio había tres costosas bicicletas sin papeles y una notebook HP que también sería robada. “El Escopeta”, hasta las manos. El sujeto quedó detenido vinculado a una causa por robo, seguido de estafa y otra por drogas.