Rubén García hizo una concesión de una parte del predio José Dolores a la Cámara de Comercio Agroindustrial y Turismo para instalar un polo gastronómico y patio cervecero, el mismo fue denominado “Golden Mean”.

Al parecer se generó polémica por la concesión del intendente ya que quedaron fuera algunos comerciantes y salieron a acusarlos de no incluirlos en la iniciativa. La escalada ya tomó matices políticos porque esta última entidad denunció irregularidades en el contrato, pidió la banca del vecino para el miércoles próximo y amenaza con pedir juicio político al intendente.

El Concejo Deliberante también tomó cartas en el asunto y han derivado a comisión el contrato de concesión para analizarlo, porque el escrito fue firmado por el intendente y el secretario de Hacienda y no tiene la anuencia de la Asesoría Letrada. Ayer no fue posible contactar al intendente para saber qué pasará con el polo gastronómico y los shows artísticos que se planean hacer en el terreno ubicado en calle Ramón Franco, entre 4 y 5.