Es el adicional que deberán pagar con respecto a lo que hubiera costado el gas si hubieran mantenido los contratos indexados al petróleo. No obstante, la Agencia Internacional de Energía afirma que el saldo de la liberalización es positivo porque permitió ahorrar US$ 70.000 millones en la última década.

Es el adicional que deberán pagar con respecto a lo que hubiera costado el gas si hubieran mantenido los contratos indexados al petróleo. No obstante, la Agencia Internacional de Energía afirma que el saldo de la liberalización es positivo porque permitió ahorrar US$ 70.000 millones en la última década.

La Agencia Internacional de la Energía publicó un análisis sobre la liberalización del mercado del gas natural en la Unión Europea. Según el trabajo, la reforma redujo las facturas de gas en el bloque regional durante la última década, pero también significó una mayor exposición a los recientes aumentos en el precio del gas importado. El análisis señala que la Unión Europea ha ahorrado US$ 70.000 millones en costos de importación de gas natural gracias a la liberalización y los precios en el mercado spot entre 2010 y 2020. Pero debido a la actual escasez de gas y la consecuente suba de los precios en el spot de referencia en Europa (el Dutch TTF), la agencia estima que los países que integran la Unión Europea pagarán por el gas en 2021 alrededor de US$ 30.000 millones de más que si hubieran mantenido sus contratos de importación indexados al precio del petróleo.

“Si bien la liberalización ha significado una mayor exposición europea a los recientes aumentos en el precio del gas importado, también ha reducido las facturas del gas durante la última década. Y la mayor flexibilidad que proporciona será esencial a medida que el continente haga la transición hacia una mayor dependencia de las fuentes de energía renovables, que son más limpias pero cuya producción es más variable”, evalúa el análisis