La impugnación que pide el fiscal se da en el marco de la causa que se abrió por la muerte de un joven de 33 años en 9 de julio, tras ser atropellado por Gomez, el acusado, que conducía en estado de ebriedad.

El fiscal Francisco Micheltorena había pedido 30 días de prisión preventiva pero el juez de garantías Alberto Caballero rechazó esa solicitud y Gómez quedó en libertad a pesar de estar acusado de acusado de homicidio culposo agravado por alcoholemia, ya que el test le dio 1,50 g/l de alcohol en sangre; el triple del permitido.

Al respecto, Micheltorena dijo que no estuvo de acuerdo con la resolución y decidió impugnarla, como el viejo recurso de apelación a los efectos de que un tribunal superior defina si se debe mantener la decisión del juez o hacer lugar a la impugnación de fiscalía.

En ese sentido, explicó que “todos los jueces, en general, consideran el principio de inocencia aún cuando es evidente la culpa, como el homicidio culposo agravado que establece una pena mínima y el límite de tres años permite la condena condicional en la que el acusado no va a prisión. Y acá también influye si el imputado tiene condenas anteriores”.