El 2021 terminó con un profundo cambio en el Gabinete del intendente de Rawson, Raúl García. Se incorporaron alfiles del jefe comunal y se desvincularon a los que tiene relación con el sector del presidente del Concejo Deliberante, Juan Carlos Salvadó. Fue un episodio importante en la puja entre los dirigentes, que es parte de un conflicto que recrudeció con un cuestionable resultado en las elecciones, y que también involucró al Sindicato Unión Obreros y Empleados Municipales (Suoem) y a Unión Personal Civil de la Nación (Upcn). Ahora agregará una arista más: el reparto de poder en el órgano deliberativo.

Fuentes calificadas informaron que el enfrentamiento entre el uno y el dos del municipio generó chispazos entre Elio Frack, jefe de bloque del Frente Todos, y algunos miembros de la bancada. La razón: el edil, que hasta entonces jugaba con el presidente del Concejo, inició tratativas con el intendente y los concejales que le responden. Es conocida la fragmentación. Sólo Iris Montaño y Juan Raed responden al jefe comunal. Mientras que Lucía Guilbert, Romina Ríos, Maximiliano Alessi y Fabián Olguín, están del lado del titular del cuerpo.

Hasta ahora, el articulador entre grupos era Frack, que además es un hombre cercano a Juan Carlos Gioja, diputado departamental. Pero eso habría terminado. Las fuentes indicaron que hay negociaciones para conformar un nuevo bloque que, dentro del justicialismo, se oponga a Rubén García. No está definido. “En política nadie es de nadie”, respondieron al ser consultados sobre el salto de Frack, “cada uno tiene su quiosco”. No obstante, en el entorno de Salvadó hay descontento. “Que cumpla primero con su deber de concejal, en vez de buscar distanciamiento”, dijeron por lo bajo en los pasillos del Concejo.

Las negociaciones empezaron. El miércoles próximo es la primera sesión del órgano. El coronavirus y las vacaciones retrasaron los armados. Hay varios ediles infectados. Otros aún no se reincorporan a la actividad. Por ejemplo, este lunes fue el primer día en funciones del titular del Concejo tras el receso. Aunque el interludio no significó despegarse de las internas. Las fuentes comentaron que Salvadó y Gioja miran con atención el funcionamiento de la Municipalidad. La lupa está puesta sobre la Secretaría de Servicios, a cargo del ex secretario de Gobierno, Elías Robert.

En rigor, por estas horas, Elio Frack -que no respondió los llamados de este medio- es señalado por ambas partes en conflicto como un soldado de la contraparte. Rosca mediante, en el inicio de las sesiones se conocerá qué ocurrió. De momento, los únicos ganadores que asoman con esta movida son los concejales de Juntos por el Cambio. Son cuatro y, de mantenerse unidos, serán decisorios para aprobar proyectos. La creación de un nuevo bloque forzaría a que, tanto quienes responden al intendente, como quienes responden al presidente del Concejo, deban sentarse a negociar con los macristas.