Posts

Una mujer que el jueves por la noche subió al techo de su cas para sacar el agua acumulada por las lluvias, perdió el equilibrio y terminó cayendo al piso. Fue internada en grave estado y en las últimas horas del viernes perdió la vida.

Alejandra Velardez vivía junto a su familia en el Bº Área I, del departamento Caucete, y fue allí donde sufrió el accidente.

La mujer de 49 años fue trasladada al Servicio de Urgencia del Hospital Guillermo Rawson con graves heridas que no logró superar.

La UFI de Delitos Especiales lleva a delante la investigación de rigor.

La grabación de una cámara de seguridad registró el preciso momento en que el joven operario se apoya en una turbina y se desploma. En principio, no le detectaron lesiones y todo hacía suponer que obrero había muerto por un posible infarto. La autopsia, sin embargo, reveló que tenía unas pequeñas quemaduras y que estas eran consecuencia de un golpe de corriente. Así, lo que se creía era un deceso por causas naturales, resultó ser una muerte por electrocución.

Este informe hizo dar un giro total en la causa judicial en torno la muerte del Fabricio Manuel González Meza, el obrero que perdió la vida el domingo último en horas de la tarde en el sector de producción de la conocida planta de la fábrica de vidrios Cattorini Hnos., en avenida Benavidez, Santa Lucía.

El operario de esta conocida fábrica sanjuanina falleció mientras trabajaba el domingo por la tarde y el hecho provocó un revuelo en el lugar, dadas las circunstancias.

Según informaron fuentes policiales, el lamentable episodio ocurrió en la empresa Cattorini de Santa Lucia, dónde un empleado murió por razones que se investigan.

Fuentes allegadas indicaron que en un principio se creía que el trabajador había sufrido una descarga eléctrica. Sin embargo, personal médico de la ambulancia que llegó al sitio habría constatado que el deceso fue causado por una cuestión natural.

La persona que murió en su puesto de trabajo tenía 21 años, aunque no trascendieron mayores detalles de quién se trata. Personal de la UFI N1 del Ministerio Público investiga los hechos.

En la mañana de este martes 28 de diciembre, se conoció una noticia de la muerte Hugo Maradona, hermano menor de Diego Maradona.

El hombre de 52 años fue encontrado sin vida en una habitación de su casa en su casa de Monte di Procida, en la provincia de Nápoles, en Italia. De acuerdo a los primeros reportes, sufrió un paro cardíaco.

La noticia golpea a la familia del Diez poco de un año después de su muerte.

Hugo comenzó a jugar al fútbol desde chico junto a sus hermanos Diego y Raúl. A los 18 años firmó por el Nápoles, aunque fue cedido al Ascoli, que en aquel entonces jugaba en la Serie A.

Radicado en Nápoles, Hugo formó parte de los seleccionados argentinos Sub-20 y, tras haber comenzado su carrera en Argentinos Juniors, se retiró en 1999 con la camiseta de Brown de Arrecifes.

Hugo estaba trabajando como entrenador de fútbol desde su retiro de las canchas allá por el 2006. En la actualidad estaba a cargo del Real Parete, club de la Terza Categoria.

Un lamentable accidente de tránsito ocurrido a primera hora de este sábado dejó a una joven fallecida y a sus cuatro amigas heridas en el departamento de Iglesia.

Según revelaron las fuentes policiales, el siniestro vial sucedió en una zona alejada de la localidad de Rodeo, cercana al Complejo Paoli.

De acuerdo a las primeras informaciones, cinco chicas sufrieron un accidente en el auto en el que viajaban y una de ellas, Verónica Ontiveros, perdió la vida en el lugar. En tanto, las otras cuatro ocupantes del vehículo debieron ser trasladadas con urgencia del lugar.

Tras un fuerte golpe en el pecho, Mauricio Fernández del Club Deportivo Angaco, se desplomó y aunque pudo levantarse a los minutos murió sorpresivamente.

El partido fatal se disputó el 23 de noviembre de 2008, bajo el marco de la Liga Albardón – Angaco.

Los padres de la víctima metieron una demanda y la Sala I de la Cámara Civil ratificó hace unos días la condena contra la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) para que se haga cargo de la indemnización que, a la fecha, ronda el millón de pesos. La entidad no fue la única que recibió el revés, ya que la sentencia también incluyó al club angaquero.

La responsabilidad recae contra la AFA por su control de superintendencia sobre las ligas del interior, a través del Consejo Federal al que están afiliadas. El fallo de primera instancia se dio recién el 27 de febrero de 2020, cuando en ese entonces estaba Carlos Fernández Collado a cargo Quinto Juzgado Civil. Tras la apelación de los condenados, el expediente recayó en la Sala I de la Cámara Civil, en la que los jueces Sergio Saffe, Abel Soria y Sergio Rodríguez confirmaron la sentencia, lo que le da un fuerte respaldo. Según fuentes calificadas, tanto la AFA como el Club Deportivo Angaco estarían dentro de los plazos para acudir a la Corte de Justicia para tratar de revertir el fallo.

Además, explicaron que, de quedar firme la condena, la familia puede encarar el cobro de la indemnización contra el club y la institución madre del fútbol argentino o contra la entidad que tenga los recursos para hacerle frente a la sentencia.

Este viernes por la mañana se dio un trágico accidente de tránsito en Media Agua. Un camión atropelló a una moto y murieron dos sanjuaninos. Madre e hijo, Cristina Agüero, de 50 años, y  Juan Sosa, de 30, que circulaban en moto, sobre calle Joaquín Torrent y Belgrano, e impactaron contra un camión de cargas.

El hecho se dio pasadas las 11 de la mañana, y según notificaron efectivos de la Seccional 8va, ambos perdieron la vida casi en el instante, producto del fuerte impacto.

El conductor del camión, marca Mercedes Benz, fue identificado con el apellido Díaz e indicaron que es oriundo de Buenos Aires. Él, actualmente, está detenido en la comisaría sarmientina, pese a que se desconoce la mecánica del trágico siniestro.