El reconocido ladrón de la provincia Jairo Marcelo Salinas Naranjo, con condena y que cumplía condena en el Servicio Penitenciario Provincial, en 2020 empezó a ser un evadido del Penal y tras una larga investigación confirmaron que era cocinero de un restaurant de Córdoba y que había vuelto a San Juan para las fiestas, esta posibilidad fue aprovechada por los efectivos policiales de Brigada de Investigación Sur y lo detuvieron.

Según la investigación de la Policía provincial, este sujeto que cuenta con codena por la gran cantidad de robos agravados -por el uso de arma de fuego- y arrebatos. El último 2020 empezó a gozar de salidas transitorias, pero cuando debía volver no lo hizo y escapó de la justicia.

Tras hacerle seguimiento se supo que Salinas Naranjo se encontraba en Córdoba, precisamente Miramar y era cocinero en un restaurante del lugar. Con esta información, los efectivos de la provincia pidieron a sus colegas cordobeses que lo atraparan. Pero los efectivos dijeron que Salinas Naranjo había vuelto a la provincia en fin de año con la intención de pasar las fiestas con su familia.

Los efectivos de la Brigada investigaron el hecho y confirmaron que estaba en el interior del Bº Valle Grande. Los efectivos fueron para su aprehensión y este intentó fugarse, pero a las pocas cuadras fue atrapado.

Ahora se encuentra de nuevo detenido y ya fue enviado al Penal de Chimbas.