Luego de reiterados ataques comenzaron a circular distintas versiones que vinculan a un grupo de menores de edad con golpizas y robos. El grupo conformado por aproximadamente 8 personas ya fue detenido en una ocasión pero fueron liberados. El testimonio de la madre de uno de los acusados brinda algunos datos sobre el modus operandi de la banda.

“Eso pasó el 7 de noviembre. Mi hijo fue a una partida de Freestyle que se hacía en la Estación San Martín para participar, porque había quedado clasificado. A las 20:12 me llamó para decirme que había perdido y que iba a tomar el colectivo con su primo, su novia y sus amigos para volver a nuestra casa, en Caucete”, comentó contando Verónica Sosa, madre de uno de los jóvenes atacados que tiene 22 años.

Y continuó: “Todos decidieron cruzar el puente para ir hasta la Libertador a esperar el micro. Arriba había como 20 chicos. Cuando llegan a la mitad, uno de ellos le quita la gorra al amigo de mi hijo, entonces él se vuelve para que se la devuelvan. Es ahí cuando a este chico le pegan en el ojo y en la boca. Desesperado, mi hijo quiere defender a su amigo y empuja al que lo estaba golpeando para que dejara de pegarle. Entonces, atacan a mi hijo, lo van llevando hacia el otro extremo del puente, lo hacen caer y le empiezan a dar piñas y patadas, le pegan en la cara y la cabeza. Su novia logra levantarlo y es ahí cuando ella termina con un corte profundo en la rodilla”