Cuatro amigos decidieron cruzar el país para ver el clasico Argentina-Brasil. El partido previsto para ayer a las 20:30 tuvo una convocatoria tan amplia que muchos aficionados se quedaron sin la posibilidad de adquirir las entradas en el Villicum o en la pagina online.

Por este motivo aparecieron decenas de oportunistas que comenzaron a revender sus tickets. Si bien esta practica no está permitida, para muchos fue la salvación para poder ver el partido de sus sueños con estrellas del futbol mundial.

El hecho es que entre los oportunistas tambien aparecieron estafadores que comercializaron entradas truchas. Es el caso de los 4 catamarqueños que viajaron a San Juan y adquirieron tickets falsos, los jovenes pagaron 20mil pesos por plateas este. Al notar algunas irregularidades el grupo de jovenes se acerco a la División de Defraudaciones  y Estafas y dieron los datos y perfil de quien les había vendido los tikets. Los pesquisas lo contactaron,  fingieron estar interesados  y pautaron un encuentro. En ese momento, el estafador fue detenido.